Make your own free website on Tripod.com
Septiembre 2000 a Agosto del 2003
212 | 211 | 210 | 209 | 208 | 207 | 206 | 205 | 204 | 203 | 202 | 201 | 200 | 199 | 198 | 197 | 196 | 195 | 194 | 193 | 192 | 191 | 190 | 189 | 188 | 187 | 186 | 185 | 184 | 183 | 182 | 181 | 180 | 179 | 178 | 177 | 176 | 175 | 174 | 173 | 172 | 171 | 170 | 169 | 168 | 167 | 166 | 165 | 164 | 163 | 162 | 161 | 160 | 159 | 158 | 157 | 156 | 155 | 154 | 153 | 152 | 151 | 150 | 149 | 148 | 147 | 146 | 145 | 144 | 143 | 142 | 141 | 140 | 139 | 138 | 137 | 136 | 135 | 134 | 133 | 132 | 131 | 130 | 129 | 128 | 127 | 126 | 125 | 124 | 123 | 122 | 121 | 120 | 119 | 118 | 117 | 116 | 115 | 114 | 113 | 112 | 111 | 110 | 109 | 108 | 107 | 106 | 105 | 104

Home

153

El Informativo, el Periódico de Nicolás Romero

EL INFORMATIVO
EL PERIODICO DE NICOLAS ROMERO
http://elinformativo.tripod.com.mx
Número 153, 14 de Mayo del 2002.

Si se construyera la casa de la felicidad, el cuarto más grande sería la sala de espera.


SOLEDAD
Para ti, compañera inseparable,
amiga de la amargura,
de lágrimas que saben a tristeza,
te tomo entre mis dedos,
te saboreo,
te bebo junto al destino
que marcó mi rumbo hacia ti.
Y en el aquelarre de las brujas, riendo estás.
Te amo mil veces de distinta manera,
ahora mis años penetran tu carne,
tus huesos lloran el descanso de mi alma.
Llévame a conocer la vida
dentro de tu manto de agonía.
Sacia tu sed con mis sueños.
Para ti mi dolor,
todos los abismos de pensar en ti.
Bendita soledad, sáciate de mí.

-Edgar Hernández


MINUTOS PERDIDOS EN EL TRÁFICO
Quien trabaja o estudia fuera de Nicolás Romero viviendo en este municipio, tiene que dedicar varias horas solamente en el transporte, además del gasto que esto implica.
Sin embargo, estudiar o trabajar dentro del mismo municipio y tener que atravesar el centro en las horas de mayor tráfico, tampoco es una gran ventaja. Tal vez no haya que invertir horas de tiempo, pero solo en cruzar desde los manantiales hasta la Unidad Jorge Jiménez Cantú (o viceversa) puede uno invertir sus veinte minutos extra al tiempo que normalmente debería tardar.
Y si sumamos ese tiempo, tenemos que pudimos invertir hasta una hora y media a la semana en ir y otro tanto en regresar. Tiempo en que estuvimos encerrados en un microbús, acalorados, tal vez impacientes por llegar, y la mayoría de las veces perdiendo el tiempo.
Si tuviéramos ese tiempo junto, bien pudimos ver una o dos películas, estudiar algo, leer un libro, avanzar en el trabajo o no hacer nada a nuestro gusto, pero no, fue tiempo invertido en transportarse en una vía repleta de tráfico, por la cual apenas si se puede avanzar...
Y uno ya sabe exactamente en qué puntos se crea el problema del tráfico. Y uno piensa que deberían retirar las bases de taxis, de combis, los vehículos estacionados en la calle, que deberían agilizar el flujo en algunas paradas y en algunas esquinas, que deberían quitar algunos puestos, que deberían tapar varios baches...
El centro de Nicolás Romero es un caos vial que necesita orden y autoridad para solucionarse. Parece increíble que uno se tope con un tapón vial y que apenas lo cruza, se la vía está libre... hasta que encuentra el siguiente tapón vial.
Agilizar el tránsito en el centro de Nicolás Romero, equivaldría a que los que cruzamos por él contemos con unos minutos más en nuestra vida para hacer lo que se nos dé la gana.
Si el tráfico vehicular fluyera con rapidez seguramente no se lo agradeceríamos a nadie. Las cosas que funcionan bien nos parecen naturales. También nos acostumbramos a que las cosas funcionen mal, pero en esos casos, todo mundo busca un culpable, y la culpabilidad, generalmente, recae en la autoridad.
Y cómo no, si cuando deseaban llegar al gobierno nos prometieron que iban a solucionar absolutamente todos nuestros problemas, porque ellos sí eran capaces y sabían cómo hacerlo...
Tal vez algún día de verdad haya solución. Mientras tanto, continuaremos dejando nuestro tiempo en un microbús, viendo desde la ventanilla todo lo que sería tan fácil solucionar o lo que tal vez no tenga solución, pero que valdría la pena intentarlo. Ojalá no llegue el día en que tardemos horas en cruzar nuestro municipio.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


EL COMERCIO EN LA CALLE: UNA TRADICIÓN
Por tradición, la calle 20 de Noviembre, en el centro de Nicolás Romero, es una de las que se utilizan como tianguis de temporada y en ella se instalan incontables puestos con productos apropiados para cada ocasión: juguetes para navidad y día de reyes, regalos en febrero por el día de la amistad, luego el día del niño, el de la madre y del maestro y cualquier otra temporada que usted recuerde.
Esta calle, 20 de Noviembre, es una de las principales del centro del municipio, y es una de las calles por las que se llega a la presidencia municipal. Las oficinas de agua (Sapasnir), de obras públicas y desarrollo urbano y ecología, se encuentran en esta calle.
Sin embargo, los comerciantes tienen preferencia, con sus puestos y sus mercancías, Quien transita por esta calle durante alguna de las temporadas de ventas, como fue el caso de la semana pasada con motivo del día de la madre, se encuentra con que las banquetas están ocupadas por los puestos. Y si un pedazo de banqueta quedó libre, está ocupada ya por los clientes.
Si va a alguna de las oficinas públicas, le cuesta trabajo encontrar la puerta, pues queda semicubierta por algún puesto. Y no es raro que no logre hacerse escuchar en la oficina, pues el puesto que está fuera tiene la música a todo volumen.
Lo mismo ocurre con las escaleras para subir al jardín o la plaza cívica. Los puestos apenas dejan un pequeño pasillo, pero estorban los lazos con que amarran sus lonas.
En temporada, los comerciantes se convierten en los dueños de la calle. Y los ciudadanos, los peatones y hasta los que transitan en sus vehículos deben resignarse. Las autoridades municipales fueron las que les dieron el permiso y les dieron preferencia sobre todos los demás.
Por tradición, los comerciantes ocupan la calle, y todos lo vemos con naturalidad. Y si todos estamos de acuerdo, no podemos quejarnos de que esto sea un problema. Las cosas simplemente ocurren, mientras la gente lo permite. Y, claro, cuando algo tiene muchos años de suceder, se convierte en una tradición que muy difícilmente se podrá cambiar.
-José Galván Rivas


SOÑANDO
Siempre soñando,
¿Cuándo dejaré de soñar?
en ríos, en lagos
en mares, pensando en un amor interminable
en un camino que recorrer,
en un camino que aún
no empiezo a caminar.

Pensando en la lluvia que nos moja,
volando más allá de las nubes,
más allá de la realidad
soñando cosas bellas que me hagan feliz,
viviendo para ti, sólo para ti.

Mi amor es más grande que todo
más grande que el mar más grande que yo,
y cuando veo que para ti
es como una gota que te moja,
una gota que pasa sin sentir
una de tantas gotas que te moja
me vuelvo brisa y me pierdo en tu pelo
sin que tú lo puedas notar.

Me he olvidado en mis recuerdos
en mis sueños imposibles,
hoy me he quedado sola...

Mi egoísmo y mi orgullo,
ahogaron mi amor,
mi presente.

Mi temor a sufrir,
me lleno de indiferencia
mi vida se quedó sin paz.

Sólo el olvido, la indiferencia
el miedo, la inseguridad vivieron en mí
vivieron, porque hoy no viven más.

-Alejandra Peña
coloresale@hotmail.com


FELIZ DÍA DE LAS MADRES
DOMINGO DE GUZMÁN VILCHIS PICHARDO,
DIPUTADO INDEPENDIENTE
Los días sábado 11 y domingo 12 de mayo, el diputado independiente Domingo de Guzmán Vilchis Pichardo realizó tres actos masivos mediante los cuales llevó una cordial felicitación a las madres, con motivo de su día.
Acompañado por su esposa y dos hijos, Domingo de Guzmán Vilchis Pichardo les ofreció un espectáculo musical con diversos grupos y cantantes, les dio una rosa a las madres, distribuyo diez mil despensas y sorteó 700 obsequios que llevaron un poco de alegría a cerca de 15 mil personas que se reunieron en los distintos actos, en la iglesia de San Pedro, en la Plaza Cívica de Barrón centro y en la Plaza Cívica de Nicolás Romero.
Más allá de todo discurso político, Domingo de Guzmán hizo un reconocimiento a las madres de nuestro municipio, porque ellas son pilar fundamental de la familia, y con su participación la madre es la encargada de la salud, de las obras públicas que faltan en su comunidad, de los servicios que requiere su familia.
La madre, al cuidar su hogar, es quien se preocupa y lucha por tener agua, por tener calles pavimentadas e iluminadas. Es ella quien puede cambiar la situación de nuestro municipio con su esfuerzo y decisión. Y sobre todo, merece el reconocimiento de sus hijos.

El 12 de mayo, a medio día, el diputado independiente Domingo de Guzmán Vilchis Pichardo estuvo en el festival que organizó en Barrón Centro. Allí se reunieron dosmil personas, aunque el magno festival era el programado más tarde en la Plaza Cívica de Nicolás Romero, donde asistieron unas doce mil personas para conmemorar el día de las madres.
Concientes del valor de la familia, el diputado fue acompañado por su esposa e hijos y juntos participaron en la organización, en los sorteos, en la entrega de regalos. La paz del mundo se construye en la paz de la familia, ha dicho el diputado.
Los festivales tuvieron una concurrencia superior a la esperada, aunque no por ello, desmerecieron los setecientos obsequios, entre los que había lavadoras, refrigeradores, estufas, hornos de microondas, planchas, licuadoras y diversos productos más.
El festival en la Plaza Cívica de Nicolás Romero inició a las cinco de la tarde, y muy noche aún permanecían miles de personas con la posibilidad de recibir uno de los regalos que se sorteaban.
El diputado independiente, Domingo de Guzmán Vilchis Pichardo, puso de manifiesto la capacidad organizativa y de gestión para obtener los obsequios que se puede lograr con un poco de esfuerzo.
Y ese esfuerzo bien que vale la pena cuando se trata de llevar una sonrisa y un poco de alegría al pilar de nuestra sociedad.
¡Feliz día de las madres!


SAN PEDRO DE LAS HORMIGAS
Novela coleccionable. Los hechos y personajes de este texto son ficticios.
Cualquier semejanza con hechos o personajes reales es mera coincidencia.

Mediante los radios portátiles, uno de los empleados de la Secretaría de Gobierno avisó a su jefe que un grupo numeroso preparaba una manifestación en contra del Alcalde. Tenían listos un par de autobuses, subieron mantas, un equipo de sonido portátil y, sobre todo, continuaba llegando más gente.
El Secretario de Gobierno de San Pedro de las Hormigas recibió la noticia con preocupación. Cada vez había más manifestaciones en contra del Alcalde y resultaba más difícil ocultarlas o desatenderse de ellas.
En otras ocasiones, había combatido las manifestaciones juntando un grupo más numeroso que el que iba a protestar. Reunía a los trabajadores del gobierno y a los simpatizantes del partido y todos ellos formaban una valla que protegía al palacio de gobierno y gritaban porras a favor del Alcalde. Los que iban a protestar eran mayoriteados y no podían hacer nada.
O cuando no había posibilidades de reunir a los simpatizantes del Alcalde porque la manifestación era sorpresiva, lo que también le había dado buenos resultados era hacer más ruido que los protestantes. Para eso, el gobierno tenía un excelente equipo de sonido. Simplemente ponía música a todo volumen y tarde o temprano los que iban a protestar se aburrían de que nadie los escuchara y se desesperaban por la potencia del sonido.
Pero en esta ocasión la manifestación sería muy tarde. Ya eran pocos los empleados que quedaban en el palacio; el equipo de sonido se había mandado a una colonia para hacer un trabajo y no había forma de traer a los simpatizantes del partido.
El Secretario de Gobierno tomó una decisión. Llamó al Secretario de Seguridad para que le enviara un grupo de policías que cuidaran la entrada al palacio de gobierno, en tanto que él personalmente le notificaba al Alcalde que se acercaba una manifestación y que lo mejor sería desalojar el palacio.
El personal de la Secretaría de Gobierno avisó a los pocos empleados y a las personas que tramitaban un asunto, que debían desalojar el palacio. Los Secretarios se reunieron con el Alcalde a mitad de la Plaza Cívica, para ponerse de acuerdo. Decidieron por ese día terminar todas las labores y retirarse. Según el Secretario de Gobierno, la manifestación iba a ser muy agresiva y no tenía caso exponerse. Pero eso sí, dejarían a la policía resguardando la entrada del palacio.
Los manifestantes ocuparon un par de camiones y salieron de su colonia. pero no iban al palacio de gobierno. Su protesta no era contra el Alcalde. Iban en apoyo de otros manifestantes, muy lejos de allí.
-Es mejor que hayamos tomado precauciones -se justificaba el Secretario de Gobierno cuando supo que no habría manifestación-.. Todo esto fue una trampa, pero no podemos arriesgarnos.
El Alcalde no podía ocultar su molestia. Prácticamente habían huido, y todo para que no sucediera nada.
-Más te vale que nadie se hayga dado cuenta del ridículo que me has hecho pasar -dijo el Alcalde-, no quiero que nadie se entere que salimos huyendo de una manifestación que no existió.
-No se preocupe, Alcalde -dijo el Secretario-. Todo fue muy discreto. Nadie tuvo por qué enterarse.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


ESTA ÉPOCA, LA MEJOR PARA VENDEDORES DE FRUTAS
Imagine que anda en estos días por San Pedro muerto (o muerta) de calor y se encuentra un puesto donde venden cócteles de sandia, mango, pepino, melón, jícama, papaya y un montón de frutas más, todo picadito y en su vasito de plástico listo para comer con un poco de chilito piquín. ¿Apoco no se le antojaría comprarse uno?
Durante las más recientes semanas se ha sentido desde temprano un insoportable calor por todos lados a causa, dicen los expertos, del calentamiento global del planeta. La temperatura ha llegado hasta los 31 grados centígrados (31°C) a la sombra durante el día y casi a la misma cantidad durante las noches en lugares cerrados.
Aunque somos afortunados porque tenemos de todos los climas en nuestro país, ya se sabe que los mexicanos nunca estamos contentos. Sí hace frío porque hay que cargar la chamarrota y hacen falta más cobijas. Si hace aire porque se levanta mucho polvo, ¡ay, ya que llueva! Si llueve porque no se puede salir, porque hay que cargar el paraguas o (en las muchas calles aún sin pavimentar) porque se hace mucho lodo. Si está nublado, ¡ay que salga el solecito! Si hay mucho sol, ¡no hay ni una canija nube que se atraviese!
Pero ahora que es temporada de intenso calor, mientras la mayoría nos lamentamos, a quienes se dedican a vender productos frescos para la sed, les va de maravilla.
Los dueños de diferentes puestos y locales de frutas picadas, aguas frescas, paletas y helados entrevistados por El Informativo la semana pasada en el centro de Nicolás Romero, coincidieron en señalar que desde principios de abril a la fecha sus ventas han aumentado casi al doble a causa del méndigo calorón que se siente todo el día.
Con tal de refrescarnos, a veces compramos lo primero que se nos atraviesa en el camino y eso puede ser peligroso. Los vasitos con frutas andan entre los seis y los diez pesos en cualquier puesto de la calle o del mercado, pero no compre en cualquier lugar, asegúrese de que las frutas estén preparadas con la debida higiene, de preferencia compre en lugares cerrados o confirme que sean cortadas en el momento que usted está ahí para evitar que le den algo lleno de polvo o pisoteado por las moscas, no por ahorrarse dos pesos luego se gaste más en rollos de papel higiénico.
El 80 por ciento de las frutas es agua y los especialistas recomiendan comerlas de forma natural en lugar de comprar refrescos o jugos envasados llenos de químicos como conservadores que sólo inflan los intestinos. Desde luego que lo mejor y más saludable es que se compre sus frutitas y usted las prepare en su propia casa, le saldrá más barato y si se enferma del estómago, será por cualquier otra cosa, pero por las frutas no.
Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), encargado de pronosticar el tiempo para todo el país, aún falta mucho para la época de lluvias y está por llegar la temporada más calurosa del año, por lo que es posible que se registren temperaturas aún más altas que los 31 grados que hemos tenido hasta ahora.
-Fernando Ugalde Pérez
fernandologo@hotmail.com


MAESTRO: ¿DÓNDE ESTÁ TU MONUMENTO?
Mis queridos colegas, este homenaje es para mis compañeros de trabajo, quienes ingresaron a la loable labor de forjar ciudadanos y han ganado con su trabajo y dedicación un monumento.
A algunos nos ha tocado abrir escuelas en lugares lejanos, a otros trabajar en escuelas grandes y bien ubicadas. Unos como directivos, otros frente a grupo y otros más haciendo ambas labores, tal es el caso de quienes realizan un trabajo en las escuelas rurales insertadas en Puentecillas, Barrio Miranda (ambas en Cahuacán) y Pueblo Nuevo Magú, entre otras.
De una u otra manera, con esta loable actividad hemos colaborado en la educación de miles y miles de seres humanos que han pasado por nuestras aulas. Es para algunos profesores un inmenso honor ver que alumnos del pasado son ahora profesionistas y gente de bien; esto es un reto, ser personaje público y ser reconocido para los demás, no es nada fácil. Pero tampoco faltan aquellos que han sido protagonistas de la formación de los vándalos, graffitteros y delincuentes de hoy; esto no tiene nombre y nadie puede sentirse orgulloso de participar en esa deformación de la cultura y educación..
Es por ello que al hacer este homenaje, al mismo tiempo hago un exhorto para que en verdad seamos apóstoles de la educación y no sólo unos personajes oscuros que pasan por la vida de los estudiantes, como unos ogros que creen que la letra con sangre entra. Luchemos para involucrarnos con esos seres pequeños en saber académico, pero grandes en espíritu y deseo de enseñanza. Hagamos que encuentren en nosotros al compañero de camino que los llevará a la meta del saber.
Es tiempo que forjemos nuestro monumento, no con luchas estériles como la del costumbrismo y el desgano, sino con el verdadero compromiso de ser formadores de generaciones grandes en conocimiento y espíritu.
Ha sido para mí gratificante cuando voy en la calle y algún ex alumno me detiene y me da un fuerte abrazo diciendo: Maestra, soy fulano de tal, estudio tal cosa y usted me enseñó que el estudio es la mejor arma para ser libre. ¡Gracias, profe, por su cariño y su cuidado!
Maestro: aquí está tu monumento, cuando permaneces en la memoria de tus alumnos como un ejemplo. ¡Mil felicidades!
-Profra. María Isabel Ruíz Pérez
mabelruiz@hotmail.com


POEMA
La luna ilumina esta noche
rasga con luz toda oscuridad.
La soledad se vuelve espesa,
mis anhelos lloran en silencio.
Los sueños se desbordan.
Deseos mueren cuando yo fallezco.
Pronuncio una plegaria dentro,
pero nadie me escucha
y la historia comienza de nuevo.
El tiempo. Un día más yo existo.
Aquí entre un día una tarde,
el sol, después la noche,
recorre mi cuerpo como música.
Los sentimientos uno a uno
desaparecen cuando las lágrimas
caen desde mis ojos;
brota el sin sentir, después
quedo en silencio, callada,
quedando un extraño vacío.
Desesperación. Regresan mis anhelos.
Las plegarias salen de mi boca,
una oración escucho,
una luz pálida
y el odio comienza
cuando el amor termina.
-Crystal Hernández Galván


NICOLÁS ROMERO, GUERRILLERO DE LA REFORMA
Continuamos con la biografía que acerca de Nicolás Romero, escribió Antonio Albarrán en 1895 y que a lo largo de estas últimas semanas venimos ofreciendo a fin de que s conozca mejor al personaje que da nombre a nuestro municipio. Les recordamos que Nicolás Romero, guerrillero de la reforma, así como otras biografías del mismo personaje se encuentran en la página de Internet del Informativo:
http://elinformativo.tripod.com.mx
NICOLÁS ROMERO
GUERRILLERO DE LA REFORMA
Por Antonio Albarrán
Enumerar minuciosamente los encuentros, sorpresas, escaramuzas y demás incidentes de sus expediciones en la comarca que se le había señalado, nos llevaría demasiado lejos sin provecho alguno.
La biografía de un guerrillero no se puede trazar punto por punto, porque se compone de un ana serie infinita de combates parciales, que aunque valen ante el patriotismo y el engrandecimiento de la nación, tanto como esas batallas campales en cuya descripción se emplean numerosas páginas, no tienen el mismo valor en la narración. Un guerrillero oscuro puede haber mostrado en un encuentro inesperado en medio de un bosque, quizá más valor y más heroísmo, que un general en una batalla formal, dirigida desde una eminencia, apenas bañada por el fuego enemigo; más a pesar de eso, la Historia recogerá minuciosamente todos los pormenores de la batalla, y dejará en un completo olvido el encuentro en el bosque y el heroísmo en él desplegado. Débese esto a que una batalla formal tiene grande influencia en los acontecimientos de una nación, y un encuentro aislado no influye en ellos, sino de un modo apenas perceptible.
Limitémonos, pues a decir, volviendo a la biografía de Nicolás Romero, que el tiempo que empleó, conforme a las órdenes que había recibido, en hostilizar y perseguir a los reaccionarios en la región antes indicada, fue para él de incansable actividad y de continua pelea. Entretanto, la guerra de Intervención se había formalizado, y el Oriente de la República, convertido en un campo de operaciones, absorbía todos los elementos militares del país.
Allá se dirigió Romero y confundiéndose en las peleas de los patriotas, que formaban con sus pechos una muralla que oponer a irrupción francesa, cuyo rumor amenazador llegaba ya hasta la capital de la República.
Asistió a varias acciones de guerra, y fue uno de los esforzados vencedores de Puebla, que el 5 de mayo de 1862 rechazaron victoriosamente a la división de Laurencez.
Tomada al fin esta plaza el año siguiente, Romero se internó en los rumbos que le eran conocidos, y resolvió continuar haciendo la guerra con cierta independencia y dando expansión a las dotes de guerrillero que sentía agitarse dentro de él. Un soldado más, es decir, un fusil más en las filas regularizadas del ejército, era un esfuerzo de mínima importancia; una guerrilla suficientemente numerosa para hostilizar al enemigo, bastante fuerte para resistir a sus embates, y al mismo tiempo móvil y ligera, para hacer de la rapidez de sus movimientos su principal ventaja en el ataque y en la defensa, si podría tener una influencia sensible en la contienda que se empeñaba más y más cada día.
Convencido de esto, Romero se dirigió al estado de México, campo de sus anteriores expediciones, y reunió en Tula un puñado de valientes, diez o doce, con los que dio principio a las proezas que, reproducidas más tarde en un teatro más basto y frente a un enemigo más terrible, habían de hacer de él un personaje legendario en México y una noble víctima sacrificada en aras de la Patria.
No se limitó a debilitar al enemigo en las regiones recorridas por su guerrilla, prestigiada pronto por el valor y la victoria; no se conformó con batir a las partidas de franceses y traidores que se avistaban con él; procuró también dentro de su esfera de acción, mantener incólume el decoro de la lucha por la patria, persiguiendo a los forajidos que querían encubrir con la bandera nacional sus correrías de facinerosos.
Este rasgo de su carácter es tanto más digno de notarse, cuanto que algunos espíritus prevenidos hasta hoy contra Romero por los rumores denigrantes que sobre su persona hizo circular el Imperio para justificar su muerte, lo juzgan aún un personaje mixto, una mezcla de patriota y de bandolero.

El Informativo, el Periódico de Nicolás Romero