Make your own free website on Tripod.com
Septiembre 2000 a Agosto del 2003
212 | 211 | 210 | 209 | 208 | 207 | 206 | 205 | 204 | 203 | 202 | 201 | 200 | 199 | 198 | 197 | 196 | 195 | 194 | 193 | 192 | 191 | 190 | 189 | 188 | 187 | 186 | 185 | 184 | 183 | 182 | 181 | 180 | 179 | 178 | 177 | 176 | 175 | 174 | 173 | 172 | 171 | 170 | 169 | 168 | 167 | 166 | 165 | 164 | 163 | 162 | 161 | 160 | 159 | 158 | 157 | 156 | 155 | 154 | 153 | 152 | 151 | 150 | 149 | 148 | 147 | 146 | 145 | 144 | 143 | 142 | 141 | 140 | 139 | 138 | 137 | 136 | 135 | 134 | 133 | 132 | 131 | 130 | 129 | 128 | 127 | 126 | 125 | 124 | 123 | 122 | 121 | 120 | 119 | 118 | 117 | 116 | 115 | 114 | 113 | 112 | 111 | 110 | 109 | 108 | 107 | 106 | 105 | 104

Home

155

El Informativo, el Periódico de Nicolás Romero

EL INFORMATIVO
EL PERIODICO DE NICOLAS ROMERO
http://elinformativo.tripod.com.mx
Número 155, 28 de Mayo del 2002.

Lo que yo sé, todos o cualquier otro puede saberlo; pero
mi corazón... ¡mi corazón no es más que mío! -Goethe


AVENIDA JUÁREZ EN EL OLVIDO
En infinidad de calles del municipio de Nicolás Romero hay baches, pequeños, medianos, grandes. Muchos de ellos fueron construidos por el sistema de agua (sapasnir) cuando se reparó alguna toma de agua o un drenaje, otros aparecieron solos por el desgaste del pavimento.
Nuestras autoridades municipales no tienen por qué enterarse necesariamente de la existencia de cada bache. No recorren cada calle y solamente se enteran de algunos baches cuando alguien se los informa. Y que lo conozcan, no significa que lo vayan a reparar de inmediato.
Es así que los habitantes de Nicolás Romero ya estamos conscientes que debemos convivir y lidiar con nuestros baches. Pero hay algunos que no podemos creer que existan y que se hayan podido mantener a lo largo de todo el tiempo que lleva en el poder el actual gobierno.
La Avenida Juárez, en el mero centro del municipio, desde el palacio municipal hasta la esquina con la avenida 16 de Septiembre, se ha sumido poco a poco, creándose una especie de escalones de escasa altura, pero que desde los vehículos se sienten como pequeños saltos, aunque algunos de ellos alcanzan los quince centímetros de profundidad.
Desde el inicio del actual gobierno municipal ya se notaba que esta avenida estaba mal y era urgente una reparación. Creímos que como allí pasaba el presidente municipal todos los días, de inmediato se iba a arreglar, pero no fue así. Tardó más de un año para decidirse a echar un poco de asfalto, para que no se sintieran los escalones, pero esa supuesta reparación tampoco sirve ya. Y aunque allí pasa todos los días el presidente, no se percibe la menor intención de arreglar la calle.
Que no arreglen otras calles puede parecernos entendible, pues las autoridades no las ven, Pero que no arreglen la avenida Juárez... Hasta parece que no tenemos autoridades o que no les interesa cumplir con su trabajo.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com



ASPIRANTES EN BUSCA DE LAS CANDIDATURAS
Faltan menos de diez meses para que se lleven a cabo las elecciones para determinar quiénes serán los nuevos presidentes municipales y diputados locales en el Estado de México. Dichas elecciones se realizarán el domingo 9 de marzo del año 2003, pero el proceso electoral es mucho más largo y los aspirantes de cada partido buscan ya ser los elegidos como candidatos.
En Nicolás Romero todavía nadie se ha declarado abiertamente como aspirante a una candidatura, aunque ya se ven movimientos y empiezan a surgir nombres de quiénes nos podrían gobernar a partir del próximo año.
Los aspirantes con más probabilidades son los que surjan del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aunque no se descarta el surgimiento de candidatos independientes que pudieran hacer alianza con varios partidos políticos y meterse de lleno a la competencia.
Es así que se escuchan nombres como Rafael Barrón, Guadalupe Rosas, Martín Sobreyra, Donato Zamora, Domingo de Guzmán Vilchis, entre otros, que pudieran participar en la búsqueda de las candidaturas.
Lo que no cabe olvidar, es que uno de los grupos políticos más importantes en la búsqueda de las candidaturas es el que se encuentra en torno al actual presidente municipal. Recordemos que en Nicolás Romero tenemos un gobierno de extracción panista, aunque han habido fuertes rumores de que el presidente pudiera abandonar este partido, e incluso él mismo abrió la posibilidad en una entrevista que publicó el periódico El Sol de Toluca en el pasado mes de abril.
Cabe suponer que el grupo político de el presidente municipal tiene fuertes posibilidades de ganar la candidatura a la presidencia y que pueda continuar con el proyecto y los trabajos actuales. Bajo este supuesto, realizamos un sondeo entre los empleados del gobierno municipal, a fin de que nos informaran quién de los funcionarios públicos podría ser el candidato ideal.
Hace aproximadamente un año, las personas que parecían tener más posibilidades de llegar a la presidencia entre el equipo gobernante, eran el director de Desarrollo Social, Cuauhtémoc Miguel Durán, y la secretaria particular Rocío Echeverría Quintos. El tiempo ha transcurrido y se ha modificado la relación de fuerzas. Aunque los mencionados tienen su importancia y posibilidades, hoy en día es otro nombre el que parece más viable entre el equipo cercano al presidente municipal, para aspirar a la sucesión.
Del sondeo entre los empleados municipales, el nombre que más constantemente nos mencionaron para aspirar a la presidencia es el de Miguel Angel Hernández Bravo, actual Secretario Técnico, pero que además estuvo al inicio de la administración como Director de Gobierno Municipal, y que en su currículum cuenta haber sido presidente del Comité Directivo Municipal del PAN, ganándole ese puesto a Gabino Jasso, el actual presidente municipal.
Miguel Angel Hernández Bravo se suma a los aspirantes a la presidencia municipal de Nicolás Romero, aunque no se trata de una lucha fácil. Primero deberá ser precandidato y competir contra otros aspirantes de su mismo partido. Después, si resultara vencedor, debería competir contra los candidatos que determinen los demás partidos.
Las precandidaturas deberán surgir en pocas semanas, y en unos cuántos meses estarán ya los candidatos, para participar en las elecciones del 9 de marzo del 2003. Ya empieza el tiempo de elegir.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


ORACIÓN
A veces quiero huir para no saber de mí,
de la triste realidad que es mi vida
llena de soledad, de tristeza,
y cuando quiero aclararla no puedo.

Señor, Dios, ayúdame.
Yo sé que nunca me has abandonado,
nunca, aunque algunas veces
me he olvidado de ti;
Dios, ayúdame, confió en ti,
y espero que el amor
llegará a mí, por ti.

AIRE
No te dejaré ir,
naufragaré en tu mirada...
no te dejaré ir.

Como de aire soy,
como de aire
mi corazón sin mí,
sin ti...

EL VOLVERÁ
El amor puede volver,
cuando menos lo imagines,
cuando ya no lo esperes,
tal vez cuando hayas dejado de creer...

cuando ya no lo esperes,
él volverá un día.

DÍA LLUVIOSO
Que atardecer tan gris,
el alma gris, tan oscura de nubes,
de lluvia, la mirada triste,
el alma vacía,
secándose de soledad
y cobardía, de estupidez,
la tarde gris de nubes,
mi alma de olvido...

Dios, Dios...

El único que está aquí.

CONFUSIÓN
Me da miedo cuando llega la noche,
no tengo en quien pensar;
me da miedo cuando amanece,
no tengo por qué vivir.

Me da miedo vivir y morir también;
y no sé por qué estoy
ni por qué soy tan fría,
o por qué estoy tan sola;
a veces odio todo,
digo que lo odio,
pero no sé odiar.

VIENTO NUEVO
Naces con la aurora
y creces con el sol de cada día,
al atardecer comenzarás a florecer...

Cuando la noche diluye sus colores
en el horizonte,
regálate a la vida...
y descansa en paz.

-Alejandra Peña
coloresale@hotmail.com


SAN PEDRO DE LAS HORMIGAS
Novela coleccionable. Los hechos y personajes de este texto son ficticios.
Cualquier semejanza con hechos o personajes reales es mera coincidencia.

El Alcalde anunciaba a la gente allí presente, que estaban reunidos para trabajar a favor de la comunidad, que juntos autoridades y pueblo iban a dejar la calle limpia, los árboles podados y encalados para evitar plagas, las guarniciones pintadas y, en fin, todo lo que hiciera falta. Sabía el Alcalde que eran pocos los que estaban allí para ponerse a trabajar, la mayoría fue para ver a los y las cantantes. Pero eso era lo de menos, la gente estaba allí y le agradecían su apoyo, y con eso aumentaba su popularidad en San Pedro de las Hormigas.
Porque a últimas fechas, las encuestas indicaban que su popularidad estaba a la baja y que muy probablemente otro partido político ganara en las elecciones del próximo año. Además, el tiempo pasaba y aún no sabía si su hermano sería el presidente del partido o no. Porque de no serlo, podrían perder el control del partido y no obtener las candidaturas...
Y estaba también el caso del pinol. De alguna manera, alguien se enteró que el Alcalde planeaba la limpieza de las carreteras con pinol para que quedaran relucientes, como nuevas, y el pueblo lo había tomado a burla...
Y sin en cambio -pensaba el Alcalde-, estoy seguro de estamos trabajando de la mejor manera, que el pueblo queda agradecido y que me va a dar su voto nuevamente...
Y como prueba de que todo marchaba bien, Angel Manso, el súper secretario del gobierno le llevó los resultados de un sondeo hecho rápidamente. Con ellos, demostraba que más de la mitad de la población apoyaba al Alcalde.
Si el Alcalde está contento -pensaba Angel Manso-, más me apoyará, y más probabilidades tengo de ser el próximo gobernante de San Pedro de las Hormigas. Quien quiera tener la razón seguro la tendrá con sólo tener lengua, para qué mencionarle al Alcalde que el sondeo se hizo entre su gente más cercana, y aún así casi la mitad está en su contra.. Y mientras lo pensaba, como un acto reflejo se tocó el colmillo con el dedo índice, en señal de saber perfectamente lo que estaba haciendo.
Es cansado ver trabajar a la gente y en algunos casos ayudarle en la limpieza de calles y jardines -pensaba el Alcalde-, pero todo sea por la popularidad y garantizar el voto de mi pueblo. Todo lo quiero es el voto. Lo demás, el poder, el poder absoluto eso llega después.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


PINTA Y PINTA
...Pero no precisamente con brocha o rodillo, de la pinta que voy a hablar es la que se echan los estudiantes de secundaria durante todo el año, pero especialmente al final del ciclo escolar. Por diversas circunstancias, en las escuelas hay un súbito cambio: Los alumnos o entran tarde o salen temprano y en el peor de los casos no van a la institución. Los motivos son demasiados: Desde paros de los mentores por aquello del sindicato, hasta que deciden tomar sus días económicos, todos de un jalón.
Es precisamente por estas fechas -mayo, junio-, que parajes como la presa de La Colmena, el Lago de Guadalupe, Puentecillas, Miranda y otros más, como el Deportivo Sor Juana Inés de la Cruz, se encuentran llenos de estudiantes de secundaria, uniformados y con sus mochilas semivacías. Las razones porque los chicos se van de pinta son muchas: No tienen el corte de cabello reglamentario y les niegan la entrada a la escuela, no llevan el uniforma completo, los expulsaron por mala conducta, llegó tarde y le cerraron la reja, etcétera y más etcétera...
Desde que me acuerdo, existen las pintas, pero cada vez hay más desvíos de las mismas. Las hay desde el clásico juego de la botella que termina en besos inocentes hasta otras con consecuencias psicológica y moralmente dañinas, que pueden terminar en embarazos, farmacodependencia y alcoholismo. ¿Cuántas chicas han sido abusadas sexualmente por sus propios amigos o por extraños en estos paseos, cuántos de nuestros jóvenes se aficionaron por el alcohol, tabaco o drogas en general?
Este artículo es un llamado de alerta a padres y madres de familia, que no saben en dónde están sus hijos. No dejemos toda la responsabilidad y educación de los hijos a las instituciones educativas. Es cierto que durante el horario escolar los chicos son responsabilidad de los maestros, pero también es cierto que los padres deben ser los primeros en estar al tanto de sus hijos.
Finalmente, la familia es la primera escuela de la sociedad y, religiosamente hablando, es la primera iglesia. Es decir, la familia es el primer lugar que conocen los hijos y es allí donde conviven la mayor parte de su vida. Por favor, no busquemos pretextos y cuidemos mejor a los hijos, no demos motivo para que las escuelas estén cada vez más vacías y los parajes cada vez más llenos.
-Profra. María Isabel Ruíz Pérez
mabelruiz@hotmail.com


EN LA RUINA EL MERCADO NUEVO DE NICOLÁS ROMERO
Ocho de septiembre de 1993, gran fiesta en San Pedro. Se inauguraba el nuevo Mercado de Nicolás Romero, el más moderno, limpio, amplio y funcional de toda la región, el orgullo de las autoridades municipales de ese tiempo.
Y sí, muy bonito, con sus más de 150 locales numerados, su estacionamiento para casi 200 vehículos, sus cortinas metálicas, con sus escaleras limpiecitas...
¡No'hombre, este si va a ser mercado, no como la mugre que está junto a la Iglesia!, decía la gente al pasar junto al nuevo edificiote, con su fachada pintadita, su propia área de carga y descarga de mercancía y hasta sus rampas para los diablitos y toda la cosa.
Además este si tiene techo fijo, no láminas y hules sobrepuestos por donde se cuela toda el agua y cuando llueve se moja uno más adentro que afuera, decía una emocionada señora que de buena fe ya había apartado su local para empezar a vender en cuanto el gobernador (entonces Ignacio Pichardo Pagaza) cortara el listón inaugural de la magna obra con la que se suponía, iba a terminar la época del viejo e improvisado mercado 29 de junio, según había anunciado el entonces presidente municipal Carlos Chávez Rodríguez.
El día llegó y cada locatario se discutió con regalitos para sus primeros clientes, todos vendían de maravilla. Pero sólo unos meses duró el gusto, poco a poco los locales se fueron cerrando y desde 1995 el panorama es desolador.
Ahora, nomás dese usted una vuelta por esa avenida, la Nicolás Romero, para que vea que el que sí parecía un mercado de verdadera ciudad, luce completamente abandonado, con pintas de aerosol por todos lados, polvo en los pasillos y basura en lo que eran jardineras, el estacionamiento está vacío los medidores y cajas de luz han sido desvalijados.
De puritito milagro unos 15 locales continúan funcionando, entre los que destacan una tortillería, una pollería, una estética, un puesto de frutas y verduras, uno de mariscos y ostiones, una tiendita de abarrotes, un negocio de decoración de pisos, una reparadora de aparatos eléctricos, una fondita y algo así como una carpintería. De ellos, sólo seis están en el interior y los demás en la fachada, donde pasan todos los camiones unas calles antes de llegar al centro de San Pedro. Los demás locales están en total olvido.
Pero, ¿qué pasó?, ¿por qué el moderno mercado que tantas ilusiones había creado se fue a la quiebra?
Según algunos valientes comerciantes que aún trabajan en el inmueble entrevistados por El Informativo, el problema es que todos los locales que ahora están desocupados sí tienen dueño, pero no los abren porque también tienen locales en el viejo mercado, que está más céntrico y al que la gente de todo el municipio ya se ha acostumbrado a visitar. Ellos prefieren trabajar allá arriba porque allá sí deja, y a los que nos amolaron fue a nosotros, dice molesta la señora de las frutas.
Cuando estaba en construcción el nuevo mercado, el gobierno municipal anunció que el terreno donde se ubica el Mercado 29 de Junio sería destinado a construir áreas verdes que tanta falta hacen en San Pedro, y que los comerciantes serían reubicados en el nuevo, que para eso se estaba construyendo. Por el miedo de que se quedaran sin donde vender, aquellos vinieron y acapararon casi todos los locales de aquí, explica el señor de la reparadora eléctrica mientras prueba una vieja televisión en blanco y negro.
No me puedo quejar -agrega desde su solitario establecimiento-, aquí no me falta trabajo, en nueve años ya me hice de mis clientes, pero sí hubiera sido mejor que hubieran dejado que viniera gente de otro lado a comprar estos locales y no nomás gente del otro mercado.
El flamante Mercado Nicolás Romero fue planeado como particular no como municipal y los locatarios no pagan renta a nadie, sino que ellos son los dueños y nadie más puede entrar a vender en sus propiedades.
Es ridículo que las calles diario estén llenas de tianguistas, habiendo aquí tantos locales desperdiciándose, reclama un vecino del lugar, para quien no es necesario quitar aquel 'mugrero' de mercado (29 de Junio), nomás con que aquellos dejaran que otra gente comprara estos locales (...) que el gobierno los obligara a venir o que metiera a fuerzas a otros comerciantes, a ver si es cierto que no regresaban aquellos que ni los ocupan ni dejan ocuparlos.
Así las cosas, parece una burla la frase grabada en la placa metálica que fue develada en 1993: La modernización del comercio y abasto es un hecho.
-Reportaje por Fernando Ugalde
fernandologo@hotmail.com


TODO UN ÉXITO LAS CONFERENCIAS
EN EL COLEGIO INDOAMERICANO
A lo largo del Ciclo de Conferencias Participando en la Formación Humana de la Comunidad, que realizó el Colegio Indoamericano en su plantel Nicolás Romero, queda claro que en este municipio hay interés por complementar la formación de las personas y familia.
Con una conferencia cada mes, de marzo a mayo, la licenciada Rocío de la Mora de Martínez Parente nos habló de la importancia de los valores en la formación de las personas y como un pilar en la educación familiar. La sexualidad y noviazgo y los premios y castigos en la educación, son los temas que complementaron esta serie de conferencias.
En su última sesión, el pasado 21 de mayo, la conferencia que nos ofreció el Colegio Indoamericano trató el tema de los premios y castigos, resaltando la importancia de la autoridad y cómo esta debe tener como función la búsqueda del crecimiento, autonomía y mejora de las personas. El deber de la autoridad es, sobre todo, servir.
Bajo esta perspectiva, la ponente explicó las diversas formas de ejercer la autoridad, que pueden ser autoritaria, permisiva o democrática. La autoridad debe ejercerse con límites claros y con orden.
Las conferencias se llevaron a cabo, de manera gratuita, en el colegio Indoamericano, en Nicolás Romero, y cada una de ellas contó con gran interés y participación de la comunidad, reuniéndose varios cientos de personas a escuchar cada una de ellas. No solamente asistieron alumnos del colegio y sus padres; se trató de un ciclo de conferencias abierto, al que fueron todo tipo de personas, con el único interés de superarse y participar mejor en la integración de la familia.
Esperamos que el Colegio Indoamericano continúe este tipo de actividades y que muy pronto podamos asistir a nuevas conferencias.


PENSAR EN TI
Es estar debajo de un árbol
Tocando mi barbilla con el tiempo
Pensar en ti
Es el dormir de mi insomnio tratando de soñar
Pensar en ti
Es mirar el reflejo que me dejas frente ala cama
Y mirar que me encuentro solo en tu partida
Ese recordar de tu piel
Del sabor a soledad tatuado en los huesos
Y al mirar mi reflejo
Hasta el viento gime
Cuando no te encuentra
Y solo el sueño de ver
Tus ojos
Tus labios
Tu cuerpo
Ese sueño, tan solo un sueño
Es el que me mantiene
Pensando en ti

-Edgar Hernández Galván


NICOLÁS ROMERO, GUERRILLERO DE LA REFORMA
Continuamos con un fragmento más de la biografía de Nicolás Romero que escribió Antonio Albarrán. Les recordamos que la versión completa se encuentra en nuestra página de Internet: http://elinformativo.tripod.com.mx
Nicolás Romero era en esa época un hombre de treinta y seis años, de estatura mediana, de complexión dura y vigorosa, pero de proporciones no desmesuradas; usaba el pelo muy corto, tenía los ojos pardos, facciones comunes y bigote negro y escaso; su tez era de un pálido moreno, en la que las viruelas habían dejado a trechos ligeras huellas. Usaba por lo común pantalón, chaleco y chaqueta de una misma tela y de igual color, gris o negro; su sombrero llevaba una cinta angosta de plata en el borde y un cordón plateado alrededor de la copa. Sus modales eran comedidos, su andar reposado, hablaba poco y sin precipitación. Ni en su porte ni en su fisonomía presentaba nada de extraordinario, nada de excepcional, nada, en suma, que denunciase en él al indomable e intrépido combatiente cuyo nombre pasaba de boca en boca, así entre amigos, como entre enemigos. Sólo un observador atento habría podido sorprender en el semblante de Romero un vislumbre de su reconcentrado carácter, una chispa de ese fuego que encendía su sangre a la hora del combate. Su impasible rostro sólo mostraba una cosa viviente: los ojos; sólo una cosa movible: los labios.
Estas dos partes de su fisonomía eran las únicas en que podía traducirse el estado de ánimo de aquel hombre. Cuando ningún sentimiento anormal turbaba su espíritu, sus miradas eran serenas y su boca permanecía inmóvil y con su expresión habitual de indiferencia; pero si algo llegaba a provocar su cólera, el ojo se dilataba al instante, se inflamaba la mirada, y los labios en su temblor casi imperceptible, revelaban una agitación interior pronta a estallar. La ira, el entusiasmo, la indignación, todo le asomaba al rostro, por los ojos y los labios únicamente; el resto de sus facciones parecía de bronce; jamás se notaba en ellas la menor contracción muscular, excepto a la hora de la acción, a la hora en que todo el organismo excitado y vibrante, parecía convertirse en una pila eléctrica que fortalecía con sus efluvios a los defensores de la República que militaban bajo sus órdenes. Antes de que su personalidad adquiriese tan marcado relieve, Romero era afecto a los bailes populares del país y mostraba en ellos grande habilidad, pero cuando el recrudecimiento de la guerra llevó su atención a más serios cuidados, fue poco a poco renunciando a su diversión favorita, hasta abandonarla por completo.
En su vida personal era siempre sencillo y morigerado. Una vez en Michoacán, volvió a su febril actividad. Entre los encuentros que tuvo desde luego con los imperialistas, debe mencionarse de preferencia un combate sostenido por la guerrilla de Romero, unida a una fuerza de Toluca y a la guardia nacional de Zitácuaro a las órdenes del Prefecto Político D. Crecencio Morales, contra una columna imperialista, que acaudillada por Márquez y Elizondo había venido a Michoacán a perseguir a Romero. Las tropas de este último y de sus aliados no llegaban a mil hombres, mientras que las de Elizondo y Márquez contaban tres mil. El choque sin embargo, se llevó a cabo con tanto ímpetu y valor por parte de los republicanos, que los imperialistas fueron deshechos, y uno de los jefes, Elizondo, murió en la pelea, en tanto que el otro, Márquez, huía solo, no sin riesgo de ser cogido prisionero, pues le fue muerto el caballo en la pelea.
La reputación brillante de Romero había llegado al centro del campo enemigo, puesto que se enviaban ya miles de hombres bajo las órdenes de un general feroz a perseguir al jefe republicano, que solo tenía a su mando un puñado de hombres de supremo valor.
Puesto bajo la dependencia jerárquica del general Riva Palacio, recibió orden de hostilizar al enemigo en la comarca limítrofe entre los estados de Michoacán y de México. Allí empezó el periodo vertiginoso de la carrera militar de Romero; sus hechos de armas no fueron ya la manifestación de la intrepidez, sino la connaturalización íntima con el peligro; él y sus colorados no hicieron ya alarde de valor, sino de loca temeridad; aquella guerrilla no se movía, sino que revoloteaba en torno al enemigo; no ejecutaba ya maniobras sino que se agitaba en remolinos; no era tropa uno o varios centenares de soldados, según la ocasión, sino un escuadrón de espectros empujados por una fuerza incontrastable y llevando delante de sí la muerte y la destrucción. Parecía que algún soplo sobrenatural mantenía en perpetua y mortífera actividad a aquellos combatientes, rápidos, audaces y terribles. Aquel vigor, aquella persistencia inflexible, aquel golpe de vista certero, aquel valor sublimado, aquella intrepidez y precisión de movimientos, aquellas cualidades superiores, en fin, que han hecho de Nicolás Romero el tipo perfecto y legendario del guerrillero mexicano, se manifestaron de un modo tan visible para amigos y enemigos, a partir de aquella época que sus adversarios le dieron el nombre, nombre glorioso en boca de soldados franceses, de León de las Montañas. Una serie de combates felices en la basta comarca recorrida por Romero vino a poner el sello al prestigio deslumbrante de aquel renombre.
Tulillo, San Felipe del Obrage, Atlacomulco, Zitácuaro, sitiado y tomado por Riva Palacio en julio de 1864, Almoloya de Juárez, Hacienda de Ayala, Venta del Aire, Cerro del Salitre, Guanoro, Piedra Mala, Las Panochas, San Antonio del Llano, La Jarita y otros puntos fueron testigos de sus triunfos. Tan incansable era en la lucha, que tuvo vez que un solo día sostuviese tres acciones de guerra contra un enemigo superior en fuerzas, como sucedió el 26 de Noviembre de 1864, fecha en que sostuvo tres combates vigorosos contra el imperialista Lamadrid; el primero en el Llano de las Panochas a las siete de la mañana; el segundo a las doce del día, en la Hacienda de San Antonio; y el tercero a las cuatro de la tarde, en Zitácuaro, quedando al fin derrotados los imperialistas.
Aquella vida febril, no podía durar mucho tiempo; aquella personalidad despedía sobrada luz para que no se hicieran esfuerzos supremos para apagarla. La hora del sacrificio iba a sonar.

El Informativo, el Periódico de nicolás Romero