Make your own free website on Tripod.com
Septiembre 2000 a Agosto del 2003
212 | 211 | 210 | 209 | 208 | 207 | 206 | 205 | 204 | 203 | 202 | 201 | 200 | 199 | 198 | 197 | 196 | 195 | 194 | 193 | 192 | 191 | 190 | 189 | 188 | 187 | 186 | 185 | 184 | 183 | 182 | 181 | 180 | 179 | 178 | 177 | 176 | 175 | 174 | 173 | 172 | 171 | 170 | 169 | 168 | 167 | 166 | 165 | 164 | 163 | 162 | 161 | 160 | 159 | 158 | 157 | 156 | 155 | 154 | 153 | 152 | 151 | 150 | 149 | 148 | 147 | 146 | 145 | 144 | 143 | 142 | 141 | 140 | 139 | 138 | 137 | 136 | 135 | 134 | 133 | 132 | 131 | 130 | 129 | 128 | 127 | 126 | 125 | 124 | 123 | 122 | 121 | 120 | 119 | 118 | 117 | 116 | 115 | 114 | 113 | 112 | 111 | 110 | 109 | 108 | 107 | 106 | 105 | 104

Home

163

El Informativo, el periódico de Nicolás Romero

EL INFORMATIVO
EL PERIODICO DE NICOLAS ROMERO
http://elinformativo.tripod.com.mx
Número 163, 23 de Julio del 2002.

El tirano encadenará... ¿qué? Tu pierna. El tirano cortará... ¿qué? Tu cabeza.
¿Qué es lo que no podrá ni encadenar ni cortar? Tu voluntad. -Epicteto


LOS USOS DE LAS BANQUETAS
Las banquetas, se supone, sirven para que los peatones caminen por ellas en total seguridad, sin obstáculos ni estorbos. Sin embargo, en Nicolás Romero no es exactamente así. Cada vez resulta más notorio que las banquetas en nuestro municipio tienen otra finalidad. Lo mismo sirven para instalar comerciantes con sus puestos, sirven como estacionamiento para que los carros no estorben en el arroyo vehicular, sirven para usarlas como aparador o se aprovechan los postes y árboles que se encuentren en ellas para amarrar lonas, sin importar que se obstruya el paso, al fin que a quién le importa.
Para cualquier cosa que se le ocurra a usted puede ser utilizada una banqueta. A veces, incluso, podemos aprovecharla para caminar por ellas, pero eso no ocurre siempre. Es más, a veces ni siquiera existen las banquetas. Total, que los peatones se las arreglen como puedan, al fin y al cabo que no le importan a nadie.
Si camina en la esquina de 20 de Noviembre y 16 de Septiembre, en pleno centro de Nicolás Romero, verá que en la banqueta, del lado de la zapatería, no se puede pasar debido a que hay un lazo amarrado al poste y de él cuelgan revistas y periódicos. Hasta ahora, y desde hace mucho tiempo, a nuestras autoridades no se les ha ocurrido que tal vez la gente prefiera pasar por la banqueta y no bajarse de ella, ni siquiera para comprar un periódico.
En la avenida Juárez, a un costado de la Plaza Cívica, igual en el centro del municipio, los jueves es difícil pasar por la banqueta. Nuestras autoridades realizan los Jueves Ciudadanos y colocan una lona en la Plaza, misma que amarran de los árboles que están en la banqueta. Las cuerdas, obviamente, obstruyen la banqueta. Quien va caminando debe bajar al arroyo.
Y así en infinidad de lugares, tanto en el centro como en las colonias, las banquetas han sido aprovechadas con otros fines, sin que haya autoridad que se preocupe. Tienen preferencia el comercio y los carros, qué le vamos a hacer. Aún así, ojalá algún día recuerden para qué deben servir las banquetas y se preocupen porque se utilicen correctamente. Seguramente más de un ciudadano se los agradecería a las autoridades. O tal vez nadie, pero les quedaría el orgullo de haber cumplido con su deber.
-José Galván Rivas.


LA LUCHA CONTRA LA BASURA
Uno de los grandes retos del actual gobierno municipal de Nicolás Romero, lo constituye la basura. En este ámbito se han enfrentado diversas batallas, se han obtenido algunos triunfos, pero también es indudable que el gobierno municipal ha perdido muchas otras.
Desde su campaña electoral, el actual presidente municipal prometió resolver el problema de la basura. Como un reto, se comprometió a dar el servicio de recolección de basura de manera gratuita en Nicolás Romero. Para ello, se adquirieron camiones nuevos y se programaron rutas de recolección. En teoría, todo marcha bien, pero en las calles y en los terrenos baldíos se acumula la basura. Incluso, vecinos de varias colonias amenazan con dejar la basura a orilla de la carretera o llevarla a la presidencia municipal o a la casa del presidente, tal como él pidió que se hiciera si no cumplía con el compromiso de la recolección gratuita de basura. Esto es una señal de cómo se ha trabajado en este servicio.
En algunas colonias del municipio, el camión recolector de basura pasa constantemente. En el centro llega a pasar hasta dos veces al día. Los vecinos entregan su basura y dan una propina para que se la lleven. El servicio es gratuito, pero quien no entregue su propina sabe que muy difícilmente le volverán a recoger la basura.
En otras colonias, el camión pasa dos veces por semana, aunque hay muchos vecinos que se quejan de que por su domicilio solamente pasa una vez y a veces tarda dos semanas en llegar. Y cuando por fin aparece el camión de la basura, deben dar una propina muy grande, porque es mucha la basura.
Hace un año, se colocaron botes para la basura a orilla de la carretera, con la finalidad de que allí se depositara la pequeña basura: bolsas, botes, botellas. Pero mucha gente los utilizó para tirar la basura de las casas, en vista del mal servicio de recolección que daban los camiones. Después, poco a poco se inutilizaron los botes o de plano se destruyeron, sin que las autoridades hicieran algo para impedirlo. En poco más de seis meses, casi se acabaron esos botes, de los cuales el presidente municipal había dicho orgulloso que costaron 270 mil pesos, dinero que fue tirado a la basura.
La basura no se acaba, incluso hay demasiada en las calles. Seguramente todos los habitantes del municipio tenemos la culpa porque somos nosotros quienes generamos esa basura, pero ni duda cabe que buena parte de la culpa es del gobierno municipal, que ha sido incapaz, hasta ahora de dar soluciones, de hacer campañas efectivas y de convencer a la gente que no tire la basura.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


SUEÑOS
Tejo nuestros sueños
mientras escribo estas cosas;

TU...
Inventas un instante
para dos...

Esperar que la vida nos haga coincidir,
sin hacer nada para conseguirlo,
es el tiempo el que nos une.

Hasta cuando coincidir
sin pensar en el futuro,
que para nosotros,
quizás no existe...

-Alejandra Peña
coloresale@hotmail.com


SAN PEDRO DE LAS HORMIGAS
Novela coleccionable. Los hechos y personajes de este texto son ficticios.
Cualquier semejanza con hechos o personajes reales es mera coincidencia.

El Alcalde de San Pedro de las Hormigas, siempre tan atento, ágil y perspicaz, ese día se notaba retraído, con alguna fuerte preocupación.
-¿Cambiar el día en que dará su informe de gobierno? -le preguntó, extrañado, uno de los asesores-. No veo cuál es el motivo, Alcalde. Además, todo está previsto para ese día, tendríamos que hacer muchas cancelaciones...
-No importa lo que tengamos qué hacer -dijo pausadamente el Alcalde, valorando cada palabra-. Cambiaremos la fecha.
Ese día, el Alcalde había recibido una invitación de uno de sus colegas, quien iba a celebrar su cumpleaños precisamente el día en que él planeaba dar su informe de gobierno al pueblo de San Pedro de las Hormigas. Al principio sintió pena por su colega, pues seguramente todos iban a estar en el informe y la fiesta -ya se sentía culpable por ello-, estaría sin los invitados.
Pero a lo largo del día, el Alcalde comenzó a recibir un sinnúmero de llamadas. Y todas eran para notificarle que por causas de fuerza mayor no podrían asistir a su informe de gobierno.
Era algo impensable. El mismísimo gobernador del estado, para quien estaba especialmente preparado el informe, y a quien le pensaba dar un recibimiento apoteótico, el mismísimo gobernador le hizo llegar el mensaje de que no asistiría al informe por tener otras actividades.
Si el Gobernador no asistía, nada de lo que había planeado tenía razón de ser.
-Ya teníamos contratados los camiones para que lleven al informe a las más de diez mil personas que calculamos podemos movilizar. De igual manera, ya está hecho el pedido de tortas y refrescos. Los gestores sociales tienen adelantado el trabajo para llevar a la gente. Y todo fue preparado para la fecha que teníamos programada, Alcalde...
-No hay pero que valga -dijo el Alcalde-. Cambiaremos la fecha. Llama al gobernador, lo haremos el día que él pueda venir. Necesito que el Gobernador del Estado vea la movilización que soy capaz de hacer, que sepa de mi capacidad de convocatoria, que sepa que yo estoy de su lado y que todo lo que falta de gobierno se hará como él considere mejor, para que no me abandone, para que me tome en cuenta en su gobierno cuando se acabe el mío, sobre todo ahora que la oposición impidió que mi hermano sea presidente del Partido Político y me quieren arrebatar el poder.
Voy a demostrarles, pensaba el Alcalde, que no necesito ni siquiera del Partido. Que puedo llegar mucho más alto en los puestos políticos por mi propio esfuerzo. No voy a darle gusto a la oposición de verme derrotado. No voy a permitir que la fiesta de uno de mis colegas de al traste con mi informe.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


COMO UN SUSPIRO
Tirado el sarcófago de tu partida
sigo saboreando la sombra que me dejas en cada visita
y al mirar mis ojos hundidos por el tiempo
no alcanzo a verte, te pierdes
solo sigo saboreando tu sombra
y mis manos necesitan beber tu cuerpo
necesitan succionar tu dolor
para no sentiré vacío
mi cabeza grita tus sueños solos para sentirme normal
cúbreme del manto de tu alma
Aparta de mí tu sombra que no puedo tocarla
Déjame encerrado en tus sueños
Sólo para tocarte cada noche
Y en cada suspiro
Estar cerca de ti

-Edgar Hernández Galván


JUAN DIEGO, UN INVENTO CONVERTIDO EN SANTO
Este 31 de julio México estrena santo, vendrá el Papa por quinta ocasión y todo será fiesta, pese a que aún existen muchas dudas sobre la existencia de Juan Diego y de la misma Virgen de Guadalupe. La historia siempre está escrita a conveniencia de quienes la cuentan y, en este caso, el hecho de que un supuesto indígena sea convertido en santo, beneficia a muchas personas.
Comprobar que Juan Diego vivió y que se le apareció la Virgen en el Tepeyac le ha costado mucho trabajo a la Iglesia católica mexicana a lo largo de los 471 años que han pasado desde la presunta aparición guadalupana en 1531, pero más difícil ha sido demostrar que el indígena sabe hacer milagros.
Si el cuento del dichoso Juan Diego fuera cierto, no habría pasado tanto tiempo para que llegara su esperada canonización, pero son tantas la irregularidades que el propio Vaticano se negó por siglos a reconocer su autenticidad. Desde 1666 la iglesia mexicana presentó supuestos milagros hechos por Juan Diego, pero ninguno contó con pruebas suficientes.
El milagrito que valió para la canonización ocurrió en 1990, cuando Juan Diego salvó de la muerte a un tal Juan José Barragán, drogadicto de 20 años que intentó suicidarse lanzándose de un segundo piso. La prueba del milagro: su mamá le rezó a Juan Diego. ¿A quién le consta? Juan José tuvo que irse de mojado, ahora trabaja en un restaurante de California y ni siquiera ha sido invitado a la canonización.
Lo que hacía falta era un pretexto para hacer venir al Papa y obtener ganancias alrededor de su figura. A él nunca se le ha oído decir "quiero ir a México", lo traen quienes lo manejan sin importar que en el viaje se les pueda morir por su delicada salud, propia de un anciano de más de 80 años.
La historia oficial cuenta que el 9 de diciembre de 1531 (10 años después la caída de Tenochtitlan), Juan Diego caminaba por el Cerro del Tepeyac, cuando se le apareció la Virgen y le pidió que fuera a ver al obispo Fray Juan de Zumárraga para que edificara un templo en su honor ahí. Obediente acudió y como nadie le creyó, la guadalupana cambió su estrategia. Ordenó a Juan Diego cortar flores, echarlas en su ayate y desdoblarlo ante el obispo. Lo hizo y ¡oh sorpresa!, la imagen suya estaba impresa por obra divina. El templo se construyó y miles de fieles la visitan para pedir algún milagro.
Formulando varias preguntas lógicas de manera objetiva sobre esa versión y todo lo que rodea al mito de Juan Diego y la Virgen de Guadalupe, es fácil darse cuenta de la falsedad de varios detalles y afirmar que ambos son un invento que al principio sirvió para convertir a los indígenas a la religión católica, y ahora sirve para enriquecer más a los jerarcas católicos con las millonarias limosnas que dan los más pobres del país, quienes aún creen de manera ciega en sus palabras.
¿Por qué la Virgen no se le apareció personalmente al Obispo en lugar de valerse de Juan Diego? ¿Qué hacía Juan Diego arriba del cerro si de Cuautitlán a Tlatelolco no había que pasar por ahí? ¿La imagen que se venera en la Basílica es de verdad la del ayate?, ¿Por qué algunas imágenes de la Virgen tienen corona y otras no, es otro milagro? ¿Por qué las alas del angelito ya eran tricolores en 1531?, si fue hasta 1821 cuando aparecieron por primera vez en nuestra bandera, ¿otro milagro? ¿Por qué ni la Virgen ni Juan Diego han impedido que la vieja Villa de Guadalupe se hunda y cuartee? ¿Por qué el Obispo de Ecatepec, Onésimo Zepeda, quería hacer la canonización allá, si supuestamente el santo era de Cuautitlán?, ¿por dinero? ¿Por qué hay tantos cambios en la imagen de Juan Diego?, ¿como era por fin? ¿Por qué Juan Diego no le echó la mano otra vez al mentado Juan José Barragán para evitar que se fuera de mojado? .... y así podemos seguir.
Cuestionar a la Iglesia católica no debe tomarse como un enorme pecado o una blasfemia imperdonable porque los sacerdotes son humanos como cualquier persona y también cometen pecados. Simplemente hay que aprender a distinguir cuando detrás de lo que se dice hay manipulación para convertir la religión en negocios de recuerditos, transmisiones de televisión, imágenes y sobretodo limosnas.
-Fernando Ugalde Pérez


¿ES FÁCIL SER SANTO?
Nuestra patria ha dado al mundo muchos cristianos ejemplares, madres y padres de familia, jóvenes extraordinarios, niños, obreros y ejecutivos, pobres y ricos, consagrados o civiles. Pero para que puedan recibir culto y considerarse santos, la Iglesia Católica hace un examen minucioso de su vida y virtudes, mediante un juicio exhaustivo y concluyente. Se exige como prueba máxima un hecho milagroso totalmente exento de explicación natural y científica.
A la Iglesia no le interesa fabricar santos legendarios que inducirían a los fieles al error o fanatismo.
Pero, ¿en qué consiste la santidad? Con el Bautismo somos hechos santos por el Espíritu Santo. Por ser un Don gratuito, la Iglesia llama a esto Gracia Santificante, que se puede definir como la Participación en la Vida Divina.
El Papa Juan Pablo II, el 9 de febrero del 2002 dijo lo siguiente: La santidad es un Don, pero también es una conquista: Es el Don que Dios hace a sus hijos, haciéndolos partícipes de su misma vida y llamándolos a una comunión íntima con Él. Al mismo tiempo, por parte del hombre, es respuesta a ese Don y por eso conquista ardua realizada en todo momento.
Vivir en gracia de Dios exige, pues, de nuestro esfuerzo, que se manifiesta en el rechazo tajante al pecado y en la práctica de las virtudes Cristianas: castidad, generosidad, austeridad, humildad, alegría, templanza, paciencia, prudencia y, la más importante de todas: la caridad.
El cristiano que Viviendo en Gracia de Dios practica las virtudes y buenas obras, podemos decir que vive en santidad, aunque no esté muerto ni canonizado, ni vaya a estar representado en los altares. Podemos así estar seguros de que en la Gloria están millones de Santos desconocidos, que tal vez en su vida no hicieron nada extraordinario ni fueron famosos, pero vivieron en Gracia y murieron en ella.
Expliquémonos algo sobre la canonización: El Vaticano no santifica a nadie. Es el Espíritu Santo el que inunda el alma del Cristiano y lo santifica. Lo que hace la Iglesia es tan sólo inscribir su nombre en el Canon (de ahí la palabra canonización), que es un catálogo o lista, garantizando solemnemente que esta persona está en el Cielo y podemos rendirle culto sin equivocaciones.
Aquellos que en el proceso de canonización están siendo investigados a fondo y próximamente pueden ser inscritos en el Canon, son llamados Siervos de Dios. Si el proceso termina favorablemente, se les llama Venerables, y cuando el Santo Padre, después de al menos un milagro rigurosamente comprobado, los proclama Beatos, pueden ya recibir un culto limitado a un país o una región. Se exige a continuación la comprobación de otro milagro, atribuible a su intercesión, y entonces es proclamado Santo.
Este es, a grandes rasgos, el procedimiento que se sigue para declarar a alguien Santo. La próxima semana continuaremos con la canonización de Juan Diego, el primer Santo indígena de la Iglesia Católica, que tanto representa para todos los mexicanos.
-Profra. María Isabel Ruíz Pérez
mabelruiz@hotmail.com


DE TODO UN POCO
Por todo Nicolás Romero se comenta que...
*...En los primeros días de agosto, por lo menos uno de los presidentes municipales del Estado de México puede renunciar al partido político que lo postuló candidato y declararse independiente.
*...En este periodo de lluvias, tal vez logremos imponer un récord para anotarlo en el libro de Guines: El máximo número de baches por metro cuadrado en la carretera y calles del municipio de Nicolás Romero.
*...El segundo informe de gobierno del presidente municipal de Nicolás Romero se cambió sorpresivamente de fecha. Ya no va a ser el día cuatro, como anunciaron al principio, y la nueva fecha dependerá de cuándo y a qué horas pueda venir el invitado de honor.
*...Hace algunas semanas el presidente municipal anunció orgulloso que para una entrega de despensas no necesitaba llevar acarreados, porque toda la gente llegaba por sus propios medios. ¿Podrá decir lo mismo respecto a su informe de gobierno?
*...Se rumora que el informe de gobierno en Nicolás Romero cambió de fecha porque el día que se tenía previsto se realizará una fiesta, y todos los invitados preferían asistir a esa fiesta que al informe.
*Hace un año, en su primer informe de gobierno, el presidente municipal agradeció a sus amigos de Antorcha Popular y a Donato Zamora, por su presencia y por ser sus amigos. ¿Seguirán siendo amigos un año después?
*El informe de gobierno en Nicolás Romero va a ser el más espectacular de todos los tiempos, tanto por los invitados especiales, por la cantidad de gente que se pretende que asista, como por los anuncios que durante él se van a hacer. Al final, tal vez, lo menos importante serán las obras que se hicieron o se planean hacer...
-José Galván Rivas

El Informativo, el periódico de Nicolás Romero