Make your own free website on Tripod.com
Septiembre 2000 a Agosto del 2003
212 | 211 | 210 | 209 | 208 | 207 | 206 | 205 | 204 | 203 | 202 | 201 | 200 | 199 | 198 | 197 | 196 | 195 | 194 | 193 | 192 | 191 | 190 | 189 | 188 | 187 | 186 | 185 | 184 | 183 | 182 | 181 | 180 | 179 | 178 | 177 | 176 | 175 | 174 | 173 | 172 | 171 | 170 | 169 | 168 | 167 | 166 | 165 | 164 | 163 | 162 | 161 | 160 | 159 | 158 | 157 | 156 | 155 | 154 | 153 | 152 | 151 | 150 | 149 | 148 | 147 | 146 | 145 | 144 | 143 | 142 | 141 | 140 | 139 | 138 | 137 | 136 | 135 | 134 | 133 | 132 | 131 | 130 | 129 | 128 | 127 | 126 | 125 | 124 | 123 | 122 | 121 | 120 | 119 | 118 | 117 | 116 | 115 | 114 | 113 | 112 | 111 | 110 | 109 | 108 | 107 | 106 | 105 | 104

Home

195

El Informativo, el periódico de Nicolás Romero

EL INFORMATIVO
EL PERIODICO DE NICOLAS ROMERO
http://elinformativo.tripod.com.mx
Número 195, 1 de Abril del 2003.

Se puede tomar como compañera a la fantasía, pero se debe
tener como guía a la razón. -Samuel Johnson

UN MUNICIPIO SIN BASURA
En 1999 hubo una nota que apareció en los noticieros de Televisión Azteca acerca del municipio de Nicolás Romero. Resulta que unos de sus reporteros pasaron por aquí y les llamó la atención que la carretera se veía limpia, además, vieron que había barrenderos trabajando por todo el camino. Supusieron que algún político importante vendría de visita y le preguntaron a los barrenderos a qué se debía que barrieran la carretera. La respuesta les pareció más sorprendente: ese era el trabajo habitual, y no era necesario que viniera el gobernador o el Presidente de la República para que ellos lo hicieron.
Sorprendidos, los reporteros prepararon una nota en la que resaltaron que Nicolás Romero era un municipio limpio, ejemplo a seguir en el Estado de México.
Han pasado algunos años y Nicolás Romero está muy lejos de ser un ejemplo de limpieza. Aunque hay barrenderos que trabajan por la carretera principal, donde quiera vemos basura regada. En varios puntos hay verdaderos basureros, sin que sirva de nada el letrero colocado por gobierno municipal prohibiendo tirar basura en ese lugar.
En lugares como La Curva, a un costada del mercado, a orilla de la carretera, se acumulan montones de basura a lo largo del día, dando un pésimo aspecto. Por las mañanas un camión recoge esa basura, pero nadie impide que durante el día y la noche se forme un gran basurero. El fin de semana es peor, pues la basura sólo la recogen de lunes a viernes.
Lo mismo ocurre en la parada de La Colmena. Allí, a orilla de la carretera, han hecho un basurero que crece por varios días, luego por fin mandan recoger el tiradero, pero solo para que se vuelva a iniciar.
Como estos, hay muchos otros lugares que se han convertido en basureros. Las autoridades no hacen nada por impedirlo, y muchos ciudadanos han preferido la facilidad de tirar su basura en plena calle, ante el mal servicio de limpia, o para no tener que dar una propina por un servicio que se supone que es gratuito.
Hay que resaltar que si hay basura en las calles, es culpa de las personas que la tiran. Hace falta promover una cultura de la limpieza y concientizar a la gente para que mantenga limpio el lugar donde vive. Pero buena parte de la culpa, es del gobierno municipal, porque es el encargado de llevar a cabo la limpieza como uno de los servicios municipales, pero también está entre sus funciones promover esa cultura y, en casos extremos, imponerse como autoridad para obligar a los ciudadanos a mantener limpio el municipio.
Mientras veamos basura en las calles, quiere decir que las autoridades no están haciendo bien su trabajo. Y aunque no sea el presidente municipal quien barre, es el principal responsable porque a final de cuentas es el encargado de que todos los servicios funcionen adecuadamente.
Ojalá algún día Nicolás Romero vuelva a sorprender a propios y ajenos por su limpieza, teniendo autoridades que proporcionen un buen servicio de limpia y ciudadanos que no tiren basura, conscientes de que es mejor la limpieza.
-José Galván Rivas
pretextos@hotmail.com


INTENTO OLVIDARTE
Sin perder tiempo,
entretengo mis pasos
para no buscarte...
Intento olvidar tu mirada
sólo eso tengo.

Se agita tu recuerdo
en mi memoria
y el miedo de verte me intriga...
Es difícil entender el escaparme,
sin dar el paso en falso
para que mi corazón se pierda.

Caer y levantarme en la oscuridad,
un instante, un cielo azul...
Los solitarios se encuentran,
la vida nos quiere vivos,
la vida a gritos nos dice,
te amo, aunque no lo entiendas.

-Alejandra Peña
coloresale@hotmail.com


SAN PEDRO DE LAS HORMIGAS
Novela coleccionable. Los hechos y personajes de este texto son ficticios.
Cualquier semejanza con hechos o personajes reales es mera coincidencia.

El Alcalde de San Pedro de las Hormigas había estado en constante e intensa actividad, después de todo, se trataba de su futuro. Recorrió oficinas, buscó a sus conocidos, movió sus influencias. Ahora esperaba resultados.
Unos días atrás, el Partido Político había nombrado al candidato a Diputado. A pesar de todos sus esfuerzos, el Alcalde no fue el elegido. Muchos quisieron ver en ese hecho el fin de la carrera política del Alcalde. Él mismo tuvo uno primer momento de incertidumbre, pero no podía permitir que eso lo acabara. Él era valía mucho, lo sabía, y estaba dispuesto a pelear para que lo reconocieran.
En muchas otras ocasiones el Alcalde había dado grandes batallas cuando todo parecía perdido. Esta no iba a ser la excepción. Acudió al Partido Político y buscó entrevistarse con sus dirigentes, dispuesto a demostrar que habían elegido mal. El más popular, el más querido, el único capaz de ganar la elección, era él. Cualquier otro, y en especial el que había sido nombrado candidato, tenía asegurado el fracaso, afirmaba el Alcalde, porque no iba a tener el apoyo de las mayorías.
Uno de los argumentos manejados por el Alcalde, era que merecía la candidatura como un justo reconocimiento al importante trabajo realizado a lo largo de su gobierno.
Pero aunque no consiguiera la candidatura, al Alcalde no le preocupaba tanto su futuro. Me necesitan, pensaba. El nuevo gobernante de San Pedro de las Hormigas va a necesitar mi consejo y mi experiencia.
Por ejemplo, pensaba el Alcalde, está el asunto de los salarios. Nadie supo resolverlo como yo y a pesar de todo lograr que los trabajadores quedaran contentos, agradecidos y brindando su apoyo incondicional...
Luego del primer año de su gobierno, a los empleados se les avisó que iban a recibir un aumento en su sueldo. Se pusieron felices. El aumento fue mínimo y tardó varios meses en llegar. Nadie protestó.
Al año siguiente ni siquiera hubo aumento. Nadie dijo nada, nadie se quejó. Todos felices y contentos. Y para este año, ni quien preguntara. Ya le tomaron cariño a su sueldo, se burlaba el Alcalde, y lo que menos quieren es cambiarlo, aunque tuvieran que cobrar más...
Por eso estaba seguro de que seguiría presente en el gobierno aunque fuera otro el gobernante. Porque sólo él era capaz de mantener contentos a los trabajadores, aunque no les aumentaran el sueldo.
Tarde o temprano el nuevo gobernante tendrá problemas con los miembros del cuerpo edilicio, pensaba el Alcalde. Entonces me pedirán ayuda, porque nadie como yo logró tenerlos a su favor. Son como las gallinas que con echarle maíz se apean, decía el Alcalde, pero hay que saber cómo echarles el maíz, cuándo y cuánto.
El partido me ha agraviado en varias ocasiones, recordaba el Alcalde: Cuando me obligaron de a dejar la presidencia del Partido, cuando no dejaron que mi hermano fuera presidente, cuando no me dejaron elegir al nuevo gobernante, cuando no me dejaron ser diputado. Pero a pesar de todo, el partido y el nuevo gobernante me necesitan. Y claro que los voy a ayudar, pero les va a costar.
El Alcalde tenía grandes planes para su futuro. Todavía pugnaba para que el Partido Político cambiara de candidato, aunque no sabía si lo lograría. Pero era lo de menos. Con toda su experiencia, con todo el trabajo hecho hasta el momento, con toda la gente que lo quería, apenas terminara su gobierno iniciaría su campaña para regresar en el siguiente período.
-José Galván Rivas
Pretextos@hotmail.com


INSEGURIDAD: Y SIGUE LA CUENTA
Un microbús de la ruta 22 sobre la Vía Corta, un repartidor de una empresa de botanas, un repartidor de una empresa juguera, una paletería en el rumbo de san Ildefonso, un robo a la iglesia de San Ildefonso, al menos esos fueron los cinco casos de los que me he enterado esta semana. ¿Y la seguridad que se nos prometió y a la que tenemos derecho?
Aunque en el primero de los casos supe que habían sido capturados los criminales, no estoy muy seguro que estos hayan llegado al ministerio público, o bien que se les haya seguido un proceso judicial. Las razones pueden ser muy variadas: nos da miedo o flojera denunciar los hechos; sabemos o creemos que de todas formas, por la corrupción que existe, van a salir libres después de mocharse con una feria.
Es tiempo de denunciar, antes de que se comience a desbordar la criminalidad del D.F. hacia nuestro municipio; es tiempo de que exijamos a las autoridades elegidas por nosotros, que cumplan con su trabajo, o será que hasta de eso son incapaces.
Basta que nos demos una vuelta por la Plaza Cívica. Nos vamos a encontrar con pintas o grafitis en toda la zona del quiosco, curiosamente frente a la comandancia. Me pregunto si a quienes se les paga un sueldo para que nos protejan, no han sabido cuidar el patio delantero de sus oficinas, mucho menos serán capaces de brindarnos seguridad a nosotros, simples y sufridos ciudadanos.
De esta manera debemos de resignarnos a perder de un día completo de trabajo a cambio de denunciar, o a perder lo que con nuestro trabajo hemos conseguido, a manos de unos criminales que a ultimas fechas han asolado a nuestro municipio. Y, ¿a quien pedir ayuda, si autoridades municipales y estatales son incapaces de protegernos los primeros y de aplicar justicia los segundos?
Es una lástima que en las conversaciones a la hora del café, la gente se queje de la corrupción en ministerios públicos, policía judicial y municipal. Hay quienes la hemos vivido en carne propia y hay quien sólo de oídas se ha enterado y mejor optan por dejar todo por la paz, al cabo que solo es dinero, menos mal que seguimos vivos, gracias a Dios sólo fue el susto. ¿Y la aplicación de justicia, y la seguridad a la que tenemos derecho?
Si no denunciamos y le damos seguimiento a nuestras denuncias, si por temor a la corrupción o por temor a represalias nos abstenemos de denunciar a quienes hacen daño a la sociedad, qué futuro les podemos entregar a nuestros hijos o nietos, si fomentamos la corrupción en lugar de exigir a las autoridades, que tienen la obligación de servirnos. Estaremos dando un paso atrás en cuanto a la seguridad que hemos empezado a perder y a final de cuentas seremos tan culpables como aquellos de quienes tenemos que cuidarnos y a quienes no exigimos que realicen su trabajo o que lo realicen bien. Entonces de nada servirá quejarnos, y quedaremos como cómplices de los criminales y las autoridades a las cuales en su oportunidad no les exigimos.
-Otto Bustos Jácome
obj@edomex.com


¿PARA QUÉ SIRVEN LOS SEMÁFOROS?
Ordinariamente, los semáforos se colocan con el fin de agilizar el tránsito y proporcionar seguridad a los cristianos que crucen por donde estén los foquitos de colores, ya sea a pie o en su vehículo.
Al parecer, en Nicolás Romero nadie, o muy pocos, saben para que sirven los semáforos. De nada, o muy poco, vale que estén en donde los han colocado. Desde el Puerto hasta San Ildefonso, es una odisea que se recorre sólo para llegar al tráfico del Centro del municipio.
En El Puerto, el semáforo de la gasolinería es un martirio que se suma a los microbuses que se detienen en el paradero y a la entrada y salida de vehículos en la gasolinería. Allí perdemos valioso tiempo, pero sólo es el inicio.
A un kilómetro de distancia está el siguiente semáforo, en La Curva. Nos llevamos diez o quince minutos para ese pequeño tramo. El semáforo es meramente preventivo y nadie le hace caso. La avenida Pájaros es la entrada para la Vía Corta a Morelia y está sumamente transitada. Allí el caos lo provocan los vehículos que entran y salen.
Arco Iris, su semáforo y la mala educación de muchos conductores, que a pesar de tantos años, todavía no entienden que por algunos instantes los que tienen el paso son los que salen o entran al Fraccionamiento y a la primera oportunidad se abren paso.
Siguen dos semáforos relativamente nuevos, que arman un soberano relajo, porque los microgroseros hacen su conflictivo paradero donde corresponde, además que se detienen exactamente en la bocacalle, impidiendo el paso a aquellos que deberían circular según el semáforo.
¿Será tan difícil tener semáforos sincronizados y en perfecto funcionamiento? Hasta ahora, parece que es poco más que una misión imposible. O de plano, a las autoridades no les importa resolver el problema y les basta con ver cómo prenden y apagan los foquitos de colores de los semáforos. Pero recuerde que mientras los afectados no digamos nada, menos nos van a dar soluciones. Hay que hablar, quejarse y dar soluciones. Sólo de esa manera tendremos un municipio mejor.
-Profra. María Isabel Ruiz Pérez
Mabelruiz@hotmail.com


HORARIO DE VERANO Y GRUPO INSPECTOR
Otra vez a madrugar, pero a cambio tendremos una hora más por la tarde. A muchos nos gusta el Horario de Verano y muchos otros lo odian, pero de todas formas este domingo 6 de abril todos deberemos adelantar una hora los relojes, como lo hacemos por orden del gobierno federal desde 1996.
Parece poco tiempo, pero con este ya serán ocho años en que tendremos que acostumbrarnos a este horario, con el que "se aprovecha más el día", como dicen los anuncios oficiales.
Los mexicanos no somos los únicos. Más de 100 de los casi 200 países que hay en el mundo adelantan su horario cada año para ahorrar energía eléctrica y "alargar" una hora los días.
En Rusia, por ejemplo, a las 2:00 de la madrugada del 30 de marzo inició el nuevo horario, así como en otros países de la zona, mientras otros más del hemisferio norte del planeta adelantarán sus relojes durante abril y los atrasarán hasta finales de octubre.
Según informes de periódicos internacionales, el primer país en aplicar el Horario de Verano fue Inglaterra allá por 1908, cuando a alguien se le ocurrió adelantar 60 minutos la hora para que se oscureciera más tarde y la gente ahorrara velas, que en ese tiempo eran muy caras y necesarias para iluminarse durante la noche, pues aún no toda la gente tenía energía eléctrica.
En México la idea fue del ex presidente Ernesto Zedillo en 1996, y Vicente Fox la ha seguido aplicando, aunque con protestas. En 2001 estuvo a punto de suspenderse su aplicación en el Distrito Federal porque el jefe de gobierno Andrés Manuel López Obrador se opuso y pidió la intervención de los jueces, quienes finalmente decidieron que sí, pero por menos tiempo, sólo de mayo a septiembre.
Ya en 2002 volvimos a tener este horario en sus tradicionales siete meses, de abril a octubre, cuando amanece a eso de las 7:00 o 7:20 y anochece hasta las 20:00 o 20:30. En esta época del año amanece más temprano y se oscurece más tarde, debido al movimiento de la Tierra, que permite al sol iluminar durante
más tiempo el hemisferio norte, donde se ubica nuestro país.
Así que ya sabe, el sábado 5 antes de irse a dormir adelante su reloj, y si no, hágalo el mismo domingo 6, pues nunca falta el pretexto de "¿apoco ya cambió el horario?" cuando uno llega tarde el lunes a la lechería, a la escuela o al trabajo.
Por otra parte, mientras los soldados estadunidenses siguen matando gente inocente en Irak y el presidente George W. Bush se desespera porque ya se le complicó su guerrita, en San Pedro por fin habrá un concierto-baile diferente a los que nos han acostumbrado en los últimos años.
El grupo Inspector cantará en el Auditorio Jorge Jiménez Cantú el mismo domingo 6 de abril a las 8:00 de la noche, con "pantallas gigantes, iluminación italiana y un llamativo ballet", como anuncian los carteles rojos que están pegados por todos lados.
Luego de consolidarse en México como uno de los mejores grupos del género Rock-Ska, los ocho integrantes de Inspector realizaron apenas en marzo una gira internacional por Estados Unidos, España y Centroamérica, en el marco de su "Inspectour 2003".
Además visitaron también Durango, Hidalgo y Chiapas, donde según los periódicos de espectáculos, la gente cantaba de memoria sus éxitos "Amargo adiós" y "Amnesia", que desde hace varios meses se oyen a cada rato en numerosas estaciones de radio.
Se ponga como se ponga el bailecito, ¡que bueno!, ya era hora que trajeran a Nicolás Romero algo distinto de Los Temerarios, Los Tigres del Norte y El Recodo, pues hay más y mejores gustos musicales que el de esos tres grupos que nos visitan al menos una vez al año.
-Fernando Ugalde Pérez
Fernandologo@hotmail.com


DE TODO UN POCO
De nueva cuenta, votaremos el 6 de julio, en esta ocasión para elegir diputados federales. Para poder votar, es necesario que tengamos nuestra credencial, pero además es necesario que estemos incluidos en la lista nominal de electores. Si solicitamos una nueva credencial porque perdimos la que teníamos, o por cambio de domicilio, o por cualquier otro motivo, pero no la recogemos, nuestro nombre es borrado de esa lista. Pero también puede ocurrir que nos borren por algún error. Por ello, poco antes de cada elección se brinda un período en que cualquier persona puede revisar las listas y asegurarse que su nombre aparece. Actualmente estamos en este período. Empezó el 26 de marzo y tenemos hasta el 14 de abril. Acuda a las oficinas del Instituto federal Electoral y confirme que su nombre aparezca para poder votar en julio.
El Partido Acción Nacional anunció los nombres de sus candidatos para diputado federal. El elegido para competir por el quinto distrito electoral, que es en el que se encuentra Nicolás Romero, es Raúl Leonel Paredes Vega, político del vecino municipio de Villa del Carbón.
El 25 de junio del 2001, iniciamos una novela coleccionable: San Pedro de las Hormigas. A partir de entonces, hemos publicado 71 capítulos, en casi dos años. Ha sido buena la aceptación que ha tenido, y en repetidas ocasiones, diversas personas nos han preguntado si se va a publicar en libro.
Ha sido un proyecto largamente pensado, pero finalmente nos decidimos y estamos preparando el libro que recopile todos los capítulos que se han publicado, y que de paso corrija algunos errores y aclare algunas de las situaciones que se han contado.
Todavía tardaremos unos tres meses para tenerlo en circulación, pero ya estamos avanzando en él. Las hazañas del Alcalde y sus Ministros, bien merecen quedar en la memoria.
Así que ya lo sabe, próximamente estará a la venta el libro San Pedro de las Hormigas. Nos gustaría saber su opinión y que todos aquellos que preguntaban si se publicaría, de una vez vayan apartando su ejemplar.

El Informativo, el periódico de Nicolás Romero